domingo, 13 de marzo de 2011

Activos Productivos y Activos Ociosos

La acumulación de riqueza se mide por una ecuación muy sencilla y que casi es del hablar coloquial: A - P = PT, lo que quiere decir es que el Activo menos el Pasivo es igual al Patrimonio. En la medida en que aumente el patrimonio habrá mayor acumulación de riqueza.

Otros concentos que aparentemente son muy sencillos son los de ingresos y egresos, los ingresos son los flujos de caja positivos que se obtienen por la venta de productos o servicios, en pocas palabras, el dinero que entra en nuestro bolsillo, egresos por otra parte son los flujos de caja negativos, es decir el dinero que gastamos.

Ahora bien, la acumulación de riqueza simplemente se concentra en manejar correctamente estos sencillos conceptos, lo cual es mucho menos complicado de aprender que las reglas de dominó o de cualquier juego de cartas, de hecho los que poseen inteligencia financiera simplemente aplican los conceptos sin estar totalmente conscientes del significado financiero o contable de cada uno de ellos, en cambio el resto de la humanidad aun cuando los haya estudiado profundamente no los aplica en la vida práctica, basta con ver a cientos de miles de personas con estudios de contabilidad que no son adineradas y a otros cientos de miles que tienen estudios en postgrado en finanzas que tampoco lo son.

Uno de los aspectos de la primera ecuación que es importante de destacar es que existen Activos Productivos o activos generadores de ingresos y otros activos que simplemente no lo son, el secreto de la acumulación de riqueza o de aumento del patrimonio es invertir los ingresos en la adquisición de activos que producirán mas ingresos y utilizar los pasivos para adquirir igualmente activos productivos y no para financiar Activos Ociosos o lo que es peor aún, para financiar gastos.

Poniendo un ejemplo se clarifican de una manera sencilla estos conceptos: Supongamos que una persona tiene un sueldo de 1.000, esto constituye un ingreso que va a su cuenta bancaria, es decir incrementa el activo denominado Banco. Con este ingreso se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo pagar la comida, y servicios de agua, electricidad y teléfono, los cuales constituyen gastos, supongamos que tales egresos corresponden a 300, eso significa que nuestra cuenta de Activo denominada Banco disminuyó en 300 y dada la ecuación A-P=PT, pues es evidente que también nuestro patrimonio también se redujo en 300. Supongamos que unos 50 se fueron en cancelar la cuota de la tarjeta de crédito que corresponde básicamente a consumos en restaurantes y diversiones, pues igualmente tanto nuestro activo Banco como nuestro Patrimonio se ven disminuidos. Adicionalmente asumamos que la persona da la inicial para adquirir un automóvil, allí estaría cambiando el activo Banco por el activo Automóvil, a la vez que estaría adquiriendo un Pasivo ya que el auto lo pagará a crédito, aquí es donde la mayor parte de las personas no aplica correctamente los conceptos, ya que el adquirir el activo Automóvil, no conlleva un aumento del patrimonio pero sí una disminución de un Activo Productivo que es el Banco y un aumento del Pasivo e igualmente un aumento de los gastos por Intereses por los próximos años.

En pocas palabras se están destinando los Ingresos para la adquisición de un Activo Ocioso y para cubrir los gastos por intereses, seguro e impuestos que son inherentes a la posesión de un vehículo. En definitiva la persona al aumentar sus gastos y pasivos para financiar un Activo Ocioso está simplemente disminuyendo su patrimonio.

Vamos a exagerar el ejemplo anterior para asegurarnos que sea entendido con facilidad, supongamos que una persona se gana el primer premio de la lotería y destina la totalidad de ese dinero a dar la inicial de 400 vehículos nuevos, inexorablemente al mes siguiente estará quebrada pues no podrá pagar las cuotas de los vehículos ya que son Activos Ociosos, sus pasivos serían superiores a su activo y en consecuencia al tener un patrimonio negativo, pues está quebrada por lo menos desde el punto de vista contable.

Si la misma persona hubiera invertido ese dinero en la adquisición de una flota de taxis a crédito, pues habría adquirido un Activo Productivo, los cuales les producirían los ingresos suficientes para cancelar los pasivos y egresos que implica el tener esa flota de vehículos, es decir, no estaría quebrada.

Entonces es muy sencillo, simplemente dedicar los ingresos a la adquisición de Activos Productivos que a su vez generarán mas ingresos, y dedicar en menos medida los ingresos a cubrir los gastos o a la adquisición de Activos Ociosos.

Esto nos da pie a una interesante polémica, la cual versa sobre la vivienda, ¿es o no es un activo?.

Pues la verdad es que la vivienda es un activo, pero es un Activo Ocioso, generador de gastos. Todos los meses tiene que dedicar una parte importante de sus ingresos para el pago de la hipoteca, los seguros, impuestos y servicios del inmueble y la verdad es que no se generan ingresos adicionales por poseer su vivienda. Entonces si esto es así ¿ Porque las personas adineradas son dueñas de sus viviendas? La respuesta no es ahora tan sencilla, pero puedo afirmar sin temor a equivocarme lo siguiente: Si el principal activo de una persona es su vivienda, no es adinerado, si el principal activo es su vehículo pues entonces está en graves problemas y si sus principales “activos” son su teléfono celular, la computadora, videojuegos y la ropa, pues entonces sus problemas financieros son gravísimos aunque probablemente ni siquiera esté consciente de ello.

Las diferencias entre esas tres tipos de personas merecen ser analizadas para clarificar los conceptos de Activos. En primer lugar la persona cuyo principal activo es su vivienda pues no es adinerada ya que la vivienda no es una Activo Productivo sino que definitivamente es un Activo Ocioso, aun así es un activo que en términos generales aumenta o conserva su valor a lo largo del tiempo por lo que eventualmente pudiera generar una ganancia al venderlo.

En segundo lugar, la persona cuyo principal activo es su vehículo pues está igualmente en posesión de un Activo Ocioso pero que se deprecia rápidamente, es decir va perdiendo valor. Si estamos en una economía altamente inflacionaria se pudiera argumentar que lo normal es vender el vehículo usado por mayor precio que el que se compró originalmente, lo cual muchas veces es cierto, pero queda totalmente rebatido si utiliza ese dinero para intentar comprar el mismo vehículo nuevo, seguramente costará aun mas, adicionalmente habría que restar todos los gastos que implicó ser propietario del vehículo, es decir, intereses, seguro, combustible, estacionamiento e impuestos, ya no resulta tan buen negocio.

Por último están los que consideran que sus activos son la computadora mas rápida, el celular mas sofisticado, el televisor de última tecnología o la ropa de diseñador a la última moda, en este caso pues lamento decirle que tales objetos tienen una depreciación tan rápida que básicamente lo que se invierte en ellos es un gasto, es decir dedicó sus ingresos directamente al gasto.

Se puede establecer una clara diferenciación en el destino de los ingresos para establecer diferencias entre la clase alta, media y baja desde un punto de vista financiero ya que la clase alta destina mayoritariamente sus ingresos a adquirir Activos Productivos, la clase media destina mayoritariamente sus ingresos a adquirir Activos Ociosos y la clase baja destina casi todos sus ingresos a pagar sus gastos.

2 comentarios:

  1. my bueno el articulo, pero me queda una pequeña duda en cuanto a la vivienda, ya que si se tiene una o mas viviendas en arriendo, para es un activo productivo...

    ResponderEliminar
  2. manuel si es el caso que tu dices, ahi seria un activo, pero en el caso contrario no.

    ResponderEliminar